marzo 19, 2009

Aniversario luctuoso

Hace 10 años, murió Jaime Sabines, para mí, no el mejor poeta que he leído, pero sí el más querido por la gente y el que ha hecho que más gente lea poesía, lo cual es todo un logro.

Encuentro en sus letras, algunas entrañables y un extraño sentido del humor, que siempre me arranca una sonrisa, para muestra:




Ahora puedo hacer llover

Ahora puedo hacer llover,
enderezar las ramas torcidas,
levantar a los muertos.
Hágase la luz, digo,
y toda la ciudad se ilumina.
¡Qué fácil es ser Dios!

6 comentarios:

Gabriel B. dijo...

Hola Aus, he buscado gracias a tu entrada unos poemas de este autor, y me ha parecido interesante. Muy bueno también el fragmento que has escogido. Como ya te han dicho, tienes buen ojo para hallar estas perlas.

Saludos.

Carlos Herrera dijo...

híjole, yo soy más cortazariano que de "pinche piedra", pero hay que reconocerle a Jaime su granito de arena, claro!

aus dijo...

Gabriel, me da gusto que te haya interesado, con este autor se vive lo que yo considero un fenómeno, la gente que no suele leer poesía le conoce y recita algunos versos; hay cosas de él que me encantan y otras no tanto, pero le admiro la capacidad que tuvo para congregar a la gente alrededor de él.

Charlie, justamente, yo prefiero a otros poetas, pero Jaima Sabines, es Jaime Sabines :D

MauVenom dijo...

Pues desgraciadamente se ha convertido en cliché pero sí lo quiero mucho al señor

ahora que amor, amor, lo que diré amor

Carlos Pellicer

Besos Aus. Siempre un gusto venir a tomar café con vos.

CállateTú dijo...

Yo, de Sabines, amé a los amorosos...

Parecía que en cada uno de sus poemas se escribía al tiempo mi historia.

Saludos

aus dijo...

cuando eso sucede con algún poeta es maravillos, ¿no crees? y mejor no te calles :P