agosto 13, 2007

Advertencia

Dicen que sobre advertencia no hay engaño:

La montaña rusa

Durante medio siglo
la poesía fue
el paraíso del tonto solemne.
Hasta que vine yo
y me instalé con mi montaña rusa.

Suban, si les parece.
Claro que yo no respondo si bajan
echando sangre por boca y narices.

Nicanor Parra

1 comentario:

Joup dijo...

wow, interesantisimo, gracias por la visita, tu blog ha quedado belloooo con ese fondo...
una taza de cafe!!! a su salud :P