agosto 04, 2009

Ser editora VI

Siempre ha dicho que si hay algo que hace falta en la profesión de editor es contar con espacios de estudio, de actualización y de discusión sobre el oficio mismo.

Hoy tuve la oportunidad de asistir al II Coloquio de Edición Independiente; el simple hecho de que exista es una buena señal, habla del interés que existe porque las nuevas generaciones lleguen al medio un poco más informadas.

Sin embargo, creo que a los profesionales de la edición que son invitados a ser parte de estos eventos les hace falta pensar un poco más en los objetivos y en el público a quienes van dirigidos.

Ser ponente implica una serie de retos que afrontar, por eso el día de hoy me dejó con sensaciones encontradas; el programa ofrecía una serie de temas que despertaron mi interés y curiosidad, pero los resultados no fueron del todo lo esperado.

MESA 1. LECCIONES DE DISEÑO EDITORIAL
De tripas, corazón o cómo no morir en la empresa de publicar con medios digitales. Los originales electrónicos para impresión
Imprimir digitalmente o dar a conocer las publicaciones por medios electrónicos ha supuesto que reaprendamos a preparar los originales, sobretodo para quienes llevamos algunos años en el medio (18 en mi caso), así que esta conferencia resultaba sumamente atractiva; lamentablemente, la introducción fue demasiado larga y el tema central nunca se trató, pues después de una hora apenas se había hablado de la planeación de un proyecto y la división de tareas en un equipo editorial.

El arte en el diseño editorial académico
Después de ver innumerables obras plásticas de artistas mexicanos que fueron utilizadas como portadas para libros con diversos temas, sólo me quedaron un sinfín de preguntas, imposibles de plantear en la ronda de preguntas y respuestas, pues era tanto como pretender que quién impartió la ponencia hablara de algo que o no sabía o no había querido tratar.

Lo más importante aquí fue todo lo que se omitió:
¿Por qué usar arte como motivo central en las portadas de una colección?
¿Cómo elegir una obra plástica para una portada? Y no sólo porque se encontraron cerditos en una obra y se asumió que era una buena idea para un libro del TLC, pues esto de ninguna forma es un trabajo editorial serio.
¿Cómo resuelve un diseñador el uso de una obra de arte sin echarla a perder? Poner motivos en la parte central de la portada implica tapar parte de la obra, lo que era un motivo esencial en ella.

Docencia y especialización en el diseño
Dentro de la reflexión que se hizo en esta ponencia, nunca se habló de qué importancia podría tener que un diseñador hiciera una especialización en el área editorial; se anotaron algunas ideas interesantes como la necesidad de un trabajo en equipo y el pensar como lector cuando se hace un trabajo editorial.

Diseño editorial: levar anclas
Finalmente, la conferencia magistral fue más allá de lo que esperaba, aquí se demostró la claridad que puede (y tal vez debe) tener un diseñador que se embarca en el diseño de una colección editorial.

La planeación, la organización y el conocimiento del proceso editorial son parte fundamental del trabajo de diseño, por supuesto, acompañado siempre por un concepto editorial claro.


Al final, el día de hoy sirvió para diversas reflexiones en torno al oficio de ser editor, hay mucho camino que recorrer en la formación de nuevos editores, también en la capacitación de los actuales editores y en la actualización de los viejos editores; hay que seguir intentando.

Mañana la reseña del segundo día de este coloquio.

7 comentarios:

noemi dijo...

Es difícil que si tu eres experta en un tema, encuentres bien un congreso... pasa muy a menudo.

aus dijo...

no Noemí, creo que va más allá, es decir, entiendo que los editores hablamos a partir de la experencia; siempre me ha molestado lo que parece improvisado, sin un hilo conductor; si no sabes armar una ponencia, mejor no digas que sí.

tal vez sea exageración de mi parte, pero uno adquiere compromisos cuando toma el micrófono.

MauVenom dijo...

Regularmente ese tipo de encuentros van muy por detrás de las reales necesidades de los temas que tratan... son clichesosos y con tendencias esperadas

a veces, sin embargo, suelen tener puntos interesantes

pero la verdad siendo que se trata de "independientes" hubiera creído que era algo más, digamos, interesante?

Besos

intertipo dijo...

"La planeación, la organización y el conocimiento del proceso editorial son parte fundamental del trabajo de diseño, por supuesto, acompañado siempre por un concepto editorial claro."

WTF !!!

No me ha tocado trabajar con editoriales bajo ese esquema.

vanesa dijo...

Buenos días, estoy terminando Filología Hispánica y he estado trabajando para una editorial como correctora de estilo, lo cierto es que me gustaría especializarme en este sector, puesto que siento verdadera vocación por todo lo relacionado con el mundo editorial, el caso es que la formación o especialización en este sector es mínima. Me encantaría que alguien pudiera informarme u orientarme sobre el itinerario a seguir.
Es vocacional 100% y no quiero acabar ejerciciendo de profesora de instituto.
Un saludo.

MarthaX dijo...

Esperamos más reseñas. Yo también comienzo a interesarme en este mundo.
Saludos aus!

intertipo dijo...

Por qué las mujeres se están interesando tanto en el tema?