enero 02, 2008

¿Has visto mis aspirinas?

Los muertos no necesitan aspirina, ¿lo sabías?

Es inevitable, siempre sucede; después de unas cuantas copas pierdo la noción de todo, entre cigarros y charlas puedo engancharme con cualquier tipo y terminar entrando a un hotel o a un carro, qué más da.

¿Dónde las dejé? Juraría que tenía un par dentro de la bolsa... ¿No las viste por ahí?

En realidad ése no es el problema, la sensación posterior es la que me hace no entender por qué lo hago, el despertar siempre es amargo, lleno de culpa y dolor de cabeza.

Pensé que anoche sería diferente, estaba yo tan controlada y dueña de mí misma, que nunca pensé perder el control de la situación... hasta que lo vi. Parado en la puerta del bar parecía buscar a alguien o algo, entonces me vio y caminó decidido para preguntar si quería una copa, ¿cómo decirle que no si era tan alto, tan varonil, tan...?

Tal vez las dejé en el carro, en eso no pensé, deben estar allá, pues siempre cargo con ellas.

Empezamos a charlar, bueno, empezó a hablar y yo sólo atinaba a asentir de vez en cuando para parecer interesada, yo estaba perdida en la contemplación, así que no sabría decirte cuántas copas bebí, sólo me dejaba llevar. Me tomó del brazo y me condujo un par de calles hasta la puerta de un hotel.

En el saco, quizá las puse en la bolsa del saco. ¿No crees?

Dentro de la habitación las cosas se tornaron extrañas, su amabilidad se convirtió en prisa y perdió la compostura, más que besarme me mordía palmo a palmo; apretaba mi cuerpo con fuerza y comenzó a golpearme, primero con fuerza calculada. Yo estaba un poco azorada pero muy excitada, así que antes de asustarme fui adaptándome a la situación, hasta que me penetró violentamente.

A pesar de que terminó por completo no paró, siguió mordiendo y golpeando hasta el cansancio, al principio le exigí que parara de una vez, después le supliqué, pero no parecía escuchar; no supe cuánto tiempo más duró. Sólo sé que el amanecer fue extraño, me quedé sola en la habitación, primero con los ojos cerrados traté de identificar los sonidos, pero todo estaba en absoluta calma. En esta ocasión no existe culpa alguna, pero debo encontrar mis aspirinas o no resistiré el dolor de cabeza cuando llegue, porque aún no llega, es extraño, pero vendrá y entonces debo prepararme; siempre me pasa, después de tomar, después de tanto cigarro y de estos encuentros casuales, taladra mi cabeza.

¿Dónde estarán?... ¿Cómo?, creo que no te entiendo, ¿cómo que los muertos no necesitan aspirina?

Frase: Los muertos no necesitan aspirina.

14 comentarios:

Hellraiser dijo...

Bienvenida a Cuentacuentos, Aus.

Ya vi que te registraste hace un tiempo. ¿Por qué has tardado tanto en publicar tu primer relato entre nosotros? :)

Como bien dices en tu entrada anterior: Puede dar la impresión de ser un taller virtual, aunque no funciona como tal. Todos aprendemos de todos ahí, y hace falta más gente que nos pueda enseñar cosas nuevas. ¿Serás tú una de ellas? (seguro que sí).

Yo había pensado en una trama parecida a la que has escrito tú, que me ha gustado. Sólo hay una cosa que tengo que decirte sobre ello: Cuando el texto está escrito encima de lo que es el bolso del fondo, en contraste con el color de la fuente que utilizas, hace que cueste leer lo que hay escrito. Aún así, dejándote un poco las pupilas en la pantalla, consigues leerlo. ;)

Espero que lo pases igual de bien que todos nosotros al pertenecer a esta mágica y humilde casa.

Besos.

Hell.

Dummiest popcorn girl in the world dijo...

Preciosa sooooooooooool!!!!!
Te adorooooooooooo!!!!!!!!!!!!!!!!!

Muchas muchas feliciades este año nuevo, luz y bendiciones, always =D

PATRICIA PEREIRA dijo...

felicitaciones desde Argentina!!!
me alegro que se agrande la familia...
me gusto mucho tu relato.. y el único comentario (odioso, de mi parte)es como dice Hell... el color de la letra, cuesta un poquito al leer... el resto una maravilla adelante!!!
patri

aus dijo...

Ya había pensado el asunto del fondo y de la letra, así es que creo que está solucionado.

Agradezco su visita y sus comentarios, bienvenidos a este espacio.

ilmi dijo...

Un relato increíble, si señor.

Bienvenida a Cuentacuentos, alegra ver que ya te decidiste a colgar tu primer relato.

Un saludo.

Marisela dijo...

Buen comienzo el tuyo. Es un relato atractivo y muy bien escrito.
¡Felicidades y bienvenida!

Rose Sepúlveda dijo...

Me uno a lo que dicen los demás: La historia es buenísima!!! Muy buen comienzo!

Miriam dijo...

Bienvenida!

me ha encantado tu estilo! espero leer muchos más cuentos tuyos por aqui ;)

Un beso

Miki (El Niño Rockero) dijo...

Entonces... no se considera violación no?? Porque ella entró en el hotel y sabía a lo que iba!! Me ha gustado la historia, está muy bien relatada la experiencia, así como el futuro dolor de cabeza jejeje.

Espero que encuentre sus aspirinas!

Un abrazo y bienvenid@!!

Disonante dijo...

Hola Aus! Bienvenida a El Cuentacuentos. Enhorabuena por tu primera muestra! Casi mejor hubiera sido que hubiera ido a por la aspirina. Te seguiremos leyendo. Un saludo!

Niobe dijo...

Madre mía... Se me han puesto un poquito los pelillos de punta con ese final... Pobrecilla... Aunque estaba claro que con esa vida de perdición acabaría un poquito mal...

Me ha gustado mucho!!

Besines de todos los sabores y abrazos de todos los colores.

______________ dijo...

Hola!!!Bienvenida a cuentacuentos!!!

Un cuento desgarrador y muy oscuro, me ha gustado el giro que le vas dando a la trama y en especial ese final, yo más bien esperaba que el muerto fuera él :O

Un abrazo,


Pedro.

Carlos dijo...

¡¡Bienvenida a Cuentacuentos!!
Me encanta el fondo del blog, la nieblina que se queda al margen dejando ver un relato en el que las palabras suenan sin voz en el pensamiento de ella, mas vivas que ella misma son el único testigo del anónimo momento, nos dan fe de un relato en carne viva,viva y muerta.
Muy buen comienzo, te leo de nuevo la semana que viene, un abrazo!

мαяια dijo...

Hola!!
Bienvenida a CuentaCuentos!! y felicidades por tu relato. Me ha gustado muchísimo (aunque sea bastante duro lo que narras) y es una de las mejores cartas de presentación que he visto!! ;)

Espero ansiosa leer lo siguiente que escribas.

Mil besotes y otros tantos aplausos (tanto de bienvenida como por un trabajo más que bien hecho).